¿Qué pasará si Capriles gana las elecciones del 7-O de 2012?

by Mauro on 2 octubre, 2012

Por Carlos Zambrano Rodríguez

Esta interrogante se la han planteado todas las personas, tanto en el sector nacional como internacional, aunque algunos, por estar enfrascados en ocultar su preocupación, no lo exclaman a viva voz; no obstante, es notorio que todos tenemos una gran preocupación. Ahora bien, a fin de que lo de “preocupación” no quede sin el sustento debido, debemos referirnos y centrar nuestras apreciaciones en dicho término, esto, con el objeto de que tanto oficialistas como los sectores de la oposición puedan expresar, con disimulo, la verdad que nos atormenta.

Tenemos entonces, en estas primeras de cambio, dos elementos [preocupación y tormento] que podrían parecer exagerados para alguna persona que contraríe –mediante argumentos que escondan lo que en realidad piensa– mis iniciales apreciaciones, en consecuencia, vayamos de plano a las respuestas de la interrogante que da título a la presente reflexión, haciendo la acotación siguiente: para que nuestros planteamientos ronden dentro de cierta objetividad o imparcialidad (nadie puede ser totalmente imparcial) resulta imperativo reformular y dividir en dos polos la interrogante inicial, veamos:

¿Que pasará en la vida de los de la oposición si llega a ganar Capriles?

Pues, sencillamente, estarán muy contentos por cuanto conseguirán lo que la República les ha negado desde hace catorce años:

•      seguir desangrando a la patria,

•      seguir entregando nuestros recursos a la potencia norteña,

•      seguir pisando a los pobres, negros, indígenas y blancos sin recursos,

•      seguir burlándose de sus semejantes,

•      seguir utilizando sus empresas para explotar a un pueblo,

•      seguir sus vidas alejadas de los grupos ancestrales y criollos con matanzas hacia ellos,

•      seguir hermanados con Estados Unidos y con Europa para regalarles nuestro petróleo,

•      proseguir con las privatizaciones,

•      pisotear las Misiones y todo aquello que les “huela” a Simón Bolívar (recordemos cuando Carmona eliminó el cuadro del Padre de la patria),

•      elevar las matrículas escolares para que sus “panas” prosigan con la especulación estudiantil y para que solamente los hijos de los ricos sean los que tengan el “privilegio” de estudiar,

•      establecer una coalición con la Iglesia a fin de que ella pueda proseguir su “extraordinaria” manera de evangelizar cuando se opone a los planes sociales.

•      Continuar arrodillándose ante el FMI,

•      entregar nuestros recursos (tierra, agua, aire y oxígeno) a quienes puedan pagarlos,

•      eliminar las medios de comunicación alternativos,

•      aumentar el poder de los medios privados de comunicación para que sigan envenenando al pueblo con mentiras hacia los países hermanos,

•      lanzar, otra vez, desde los helicópteros los cuerpos de los que les hagan oposición,

•      derogar la Ley de Tierras,

•      … (el tiempo y el espacio no dan para completar la lista).

¿Qué pasará en la vida de los oficialistas si gana Capriles?

Bueno, en realidad, muy poco (a la vista de algunos):

•      Venezuela perderá su autonomía social, económica, política, cultural…,

•      las Misiones quedarán eliminadas, en consecuencia, no más madres del barrio con salario mínimo, no más listas de nuevos pensionados, nada de viviendas para la población,

•      el oro volverá a Europa,

•      el barril de petróleo seguirá la ruta que traía en 1998 (6 $ por barril),

•      volveremos a los tiempos de las torturas para los disidentes de ese gobierno,

•      los pobres, negros, indígenas y sus allegados tendrían que suicidarse ante la falta de apoyo para subsistir,

•      PDVSA poseerá un nuevo dueño norteamericano,

•      los industriales y empresarios estarán de lo mejor pues podrán aumentar los precios cuando y cuánto quieran,

•      es muy seguro que los estudiantes que hayan recibido sus computadoras canaimitas tengan que devolverlas,

•      Pastor Maldonado y Limardo se verán obligados a devolver sus premios pues los obtuvieron, de seguro, por influencia del “rééégimen”…

Entonces, no se trata de una elección presidencial “normal y corriente” la que se avecina, pues, si analizamos con cuidado los ítems anteriores podremos concluir en que nos estamos jugando la suerte de millones de venezolanos, y en consecuencia, las de millones de hermanos latinoamericanos y caribeños que han podido ver en nuestra Revolución un rasgo de esperanza, una pequeña luz que, desde la patria de Bolívar, comenzó a decir desde 1998: ¡ya basta!

Carlos Alberto Zambrano Rodríguez, CIV- 3799612

carlos13221953@hotmail.com        Telf: 0416-6302128  Caracas, 2 de octubre de 2012 (a cinco días de fortalecer y renovar los programas socialistas que alumbran nuestra patria desde hace catorce años).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>