Clase obrera y petróleo en la historia venezolana (II)

by Adm on 1 abril, 2012

Por Germán Ramírez Gil/Petróleo, emancipación o independencia

El 14 de diciembre de 1936 comienza en Venezuela la primera gran huelga petrolera del país, pero resulta importante destacar que no nada más es la primera huelga petrolera del país sino también la primera gran huelga laboral. Venezuela era una nación que a raíz de la explotación petrolera comenzaba a introducirse paulatinamente en el mundo como un país industrial a pesar de esa larga data como país latifundista, de hecho las primeras embrionarias industrias venezolanas se crean a finales del siglo XIX, entre las cinco primeras industrias que se crean tenemos la cervecería nacional de Caracas en 1893; una fábrica de jabón en Maracaibo de la familia Boulton en 1871; la fábrica de cigarrillos en Valencia 1875; una fábrica de textiles también en Valencia 1879; la primera fábrica de fósforos en 1881; además del inicio del alumbrado eléctrico en 1895. Por ello en nuestro país no se había conformado una clase obrera como tal, además de que la gran lucha en contra del latifundismo que libro el general Ezequiel Zamora, esa guerra que es una bisagra que la oligarquía ha sabido solapar y minorizar durante muchos años, pues fue la primera gran derrota de los oligarcas por el pueblo campesino venezolano, la derrota de los ricos ante los pobres por el control del país, sin embargo esa derrota no duró mucho y el asesinato y la traición en los ideales de libertad de pueblo se hicieron presentes, y no se pudo consolidar el proyecto de “tierra y hombres libres”.

Ya en esta parte es fácil identificar cómo el latifundismo controlaba al país y esa burguesía incipiente —además si es que se puede hablar de burguesía en Venezuela en el siglo XIX— comenzaba a crear algunas empresas y se formaba esa clase obrera también incipiente. Por ello queda claro que la Ley sobre Hidrocarburos y de mas Minerales Combustibles, vino además de legalizar la corrupción transnacional y nacional petrolera, a incluir los latifundistas al negocio del hidrocarburo, entre ellos el mayor de todos Juan Vicente Gómez. Es curioso ver como los ricos han dominado los hechos de la historia durante años, por ello es muy difícil catalogar el saqueo petrolero como un acto de corrupción puesto que siempre estuvo bien montadita la trampa de legalizar ese saqueo y eso no solo ocurrió a principios de siglo XX esto también incluye los términos de la tan mentada nacionalización de 1976, una buena forma de entender como el orden burgués legaliza la corrupción de un bien que pertenece a todos los venezolanos.

Bueno seguimos con la huelga de 1936. El profesor Eleazar Díaz Rangel reseña en uno de sus trabajos lo siguiente:

nunca una huelga tuvo la solidaridad que recibió esta. Todo el pueblo contribuía. La gente se preocupaba a diario por la situación del movimiento. Desde Caracas se hacían giros telegráficos diarios de Bs. 2.000. En las Navidades la colaboración aumentó.

Creo que el pueblo venezolano vio en esa lucha la posibilidad de por primera vez poner en jaque el gobierno nacional que dirigía López Contreras sucesor del gran dictador que además regalaba la riqueza a los capitales internacionales y a la oligarquía, mientras el pueblo sumido en un profunda pobreza. Los huelguistas de la época exigían ante la Inspectoría del Trabajo salario mínimo de Bs. 10,00; reconocimiento por parte de las empresas de los sindicatos, reincorporación al trabajo de los obreros despedidos a causa de la última huelga, jornada de 8 horas tal como lo establecía la ley, mejoras en la seguridad industrial, mejoras de viviendas, entre otras peticiones. Lo triste fue que solo lograron conseguir el aumento de 1 bolívar, nuevos uniformes y algo de hielo para el agua que tomaban durante la jornada laboral. Hay que tomar en cuenta que esos más de 30 días de huelga —el paro se levanta el 22 de enero de 1937— hicieron una gran merma en la economía venezolana, y la oligarquía,  las transnacionales al igual que el gobierno, aprendieron una gran lección de los pobres que no olvidarían jamás.

Continuará…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *